11 enero, 2016

¿Para qué sirve el Cardo Mariano?

El Cardo Mariano es una planta de carácter anual que puede llegar hasta a los dos metros de altura. Su tallo es recto, carece de hojas, contiene gran cantidad de espinas y pinchos curvados, y sus flores son de un color púrpura muy característico. Las propiedades curativas del cardo mariano se las debe a la presencia en sus semillas de la silimarina. Este componente resulta un remedio perfecto para la protección y el tratamiento de enfermedades hepáticas como la cirrosis, la ictericia, el hígado graso, la hepatitis o la insuficiencia hepática.

La silimarina actúa directamente sobre las células enfermas, logra que se regeneren y evita que las nuevas células hepáticas vuelvan a enfermar. Además, el consumo de la silimarina, que se encuentra en el cardo mariano, es muy recomendable para las personas que se encuentran en tratamiento farmacológico. La silimarina protege a las células hepáticas de los posibles efectos secundarios y daños irreversibles que pueden ocasionar los efectos secundarios de determinados medicamentos.

Por si fuera poco, el cardo mariano es de gran ayuda a la hora de desintoxicar las células del estómago, los intestinos y el hígado. Por otra parte, el consumo de silimarina está recomendado para aquellas personas que padezcan de retención de líquidos o exceso de ácido úrico y precisen aumentar la producción de orina. De hecho, el cardo mariano también se recomienda a personas que sufren una infección de orina, nefritis o cistitis.

Entre las propiedades del cardo mariano también hay que hacer referencia a su utilidad a la hora de reducir el exceso de hierro en el organismo. Por todos son conocidas las dañinas consecuencias de la anemia o falta de hierro en el organismo. Pues bien, el exceso de hierro puede provocar, también, efectos muy negativos en el funcionamiento del hígado. El cardo mariano, gracias a su actuación como antioxidante, protege el hígado y facilita la eliminación del exceso de hierro.

Por último, también hay que destacar el papel del cardo mariano como destacado agente previsor de la diabetes, reductor del colesterol, protector del organismo ante picaduras de insectos, así como potenciador de los medicamentos que se emplean para combatir el cáncer. El cardo mariano, debido a su propiedad regeneradora de las células, logra que las células cancerígenas actúen como células normales.

En definitiva, se trata de una planta que atesora múltiples propiedades y que sirve para mejorar de una manera significativa el funcionamiento del organismo en su conjunto.

 
Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando nuestra Política de Privacidad
x